Loading

OKONOMIA - Escuela popular de economía

Escuela popular de conomía

Nos dijeron, nosotros lo creímos y un poco fue así, que estábamos en la cresta de la ola. Había trabajo, aunque nunca para todos. Había dinero, sobre todo, para quien quisiera endeudarse. Tanto era así, que la ciudadanía se otorgó el derecho a la especulación.

Todos, o al menos muchos, andábamos contentos inmersos en una situación cómoda, sentados en el tren del crecimiento por el crecimiento, sin querer mirar, en muchos casos, el coste de este viaje. Pero los hechos, como la verdad, son tozudos y acaban mostrándose.

Se nos nubló el día pero, no pasaba nada, era tan solo una nube que ordenaría a algún desmadrado pero… poco más. Se negó, negamos que el sol no brillase mañana como lo hacia ayer. Claro a aquellos que les comenzaba a llover encima y se mojaban nos les encajaba nada bien este análisis tan simple, las risas se fueron apagando.

Las préstamos hipotecarios que permitieron comprar casas, coches, televisores gigantes y hasta viajes de ocio ahora había que pagarlos y los sueldos empezaban a no tener los números que una desearía encontrar.

Los impuestos indirectos, los que no redistribuyen, los que pagamos todos en la misma cantidad, suben. De esta manera toda la población ve menguada su renta disponible para el consumo, especialmente los que menos tienen. Los precios de la especulación se utilizan para actualizar los catastros desde los que se pagará el IBI. La luz, el gas, la gasolina, el agua… todo sube, bueno todo no, los sueldos no.

La administración empieza a hablar de problemas económicos y se siembra el miedo en la calle. ¿Llegaremos a tener jubilación los que hoy cotizamos? ¿Tendremos que pagarnos el hospital dos veces? El crecimiento del paro termina de estropearlo todo.

Familias desahuciadas pierden sus casas porque los que les prestaron alegremente el dinero hoy no les perdonan que no puedan pagar.

Los que creyeron que existen los duros a cuatro pesetas, y cayeron en el engaño de ganar mucho dinero invirtiendo sus ahorros en un producto que llamaban preferentes, andan perdiendo hasta la camisa.

Y cuando la especulación del ladrillo se cae, ésta encuentra nuevos escenarios en los que actuar: energías, materias primas, deudas de los países y hasta los alimentos más básicos ven elevarse sus precios para que el especulador siga ganando dinero.

Mientras, la gente de la calle pierde su trabajo y con ello los únicos ingresos de la familia.

El miedo, alentado y buscado por quienes antes nos llevaron a la euforia del gasto, el consumo y la especulación, se apodera de las personas. La caída libre aturde a los que se desploman ante la situación.

¿Qué hacemos ahora? Cada vez menos recursos y las mismas deudas. Las claves de la economía se dan en idiomas que no aportan luz ni ayudan a las personas a situarse ante este nuevo escenario. Desconocimiento y miedo ponen en bandeja a la ciudadanía para cultivar un estado de excepción en el que algunos tendrán barra libre y el resto no tendrán casi nada.

No es cierto que todo esté negro, no es cierto que no se pueda hacer nada, no es cierto que antes el día nunca tuviese nubes ni que hoy nuca salga el sol. Debemos coger las riendas de nuestro futuro y en una parte de él, en esa que maneja nuestro dinero, tenemos que recuperar el control de nuestras economías particulares. Para ello tendremos que aprender y comprender cuáles son las reglas del juego y jugar con mayor conocimiento, algo que nos permitirá ganar la partida.

Por ello vamos a crear una ESCUELA POPULAR DE ECONOMÍA, OKONOMIA se llama.

En ella trabajaremos juntos para llenar nuestra caja de herramientas con todas aquellas y aquellos conocimientos que nos faciliten comprender, analizar y acertar en las decisiones económicas que vamos tomando en nuestro día a día.

OKONOMIA no es un lugar donde me van a resolver mis problemas económicos, sino el sitio donde puedo aprender de forma colectiva aquello que necesito saber para poder tomar el control de mi economía particular y de la economía común cuando coopero con mis vecinos, amigos y conciudadanos.

3 comentarios:

  1. Prometo asistir a esa escuela

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Ya queda menos para que abra sus puertas
    Campaña de crowdfundig en Goteo para #OKONOMIA
    http://goteo.org/project/okonomia-escuela-popular-de-economia

    ResponderEliminar
  3. Hola, felicidades por el proyecto, tiene muy buena pinta. Os presento www.recuperatufuturo.com un blog que aloja un libro de divulgación económica y alternativas que quizá os pueda interesar.

    ResponderEliminar

Este blog tiene activada la moderación de comentarios, por lo que no aparecerán inmediatamente.