Loading

¡Todos a Madrid el 15-S! Ante los recortes, luchar por unos servicios sociales públicos, democráticos y de calidad

Ante los recortes, luchar por unos servicios sociales públicos, democráticos y de calidad

Entre los ataques que estamos sufriendo, se incluye el desmantelamiento de los servicios sociales, tal y como se conciben actualmente.

Amparándose en la crisis que ellos mismos han provocado, los capitalistas están destruyendo las conquistas sociales que los trabajadores conseguimos tras décadas de lucha.

Estamos asistiendo a la aprobación de reformas laborales que facilitan el despido e imponen unas relaciones laborales dictatoriales en las empresas, el retraso en la edad de jubilación, privatización del escaso sector público que quedaba, copago y recortes salvajes en sanidad y educación, aumento de la presión fiscal a las familias trabajadoras y amnistía para los grandes evasores, aumento de la represión y recorte en derechos democráticos, presiones a favor de la involución cultural hacia la España de toros, fútbol y crucifijo...y por supuesto el desmantelamiento de los servicios sociales tal y como se conciben hoy día.

A pesar de que tras años de privatización y burocratización la realidad de los servicios sociales dista mucho de ser adecuada, esto no parece bastarle a la burguesía, empeñada en acabar con cualquier resquicio del llamado estado del bienestar.

El verano ha estado salpicado de noticias relativas a recortes e impagos de los conciertos suscritos por las distintas administraciones, poniendo en peligro la calidad de la atención a la que todos tenemos derecho y destruyendo miles de puestos de trabajo en el sector de la intervención social.

Además, cada vez resulta más evidente que en esta cuestión también pretenden volver al pasado, eliminando derechos sociales por caridad, dejando a un lado la intervención para volver al mero asistencialismo. En reforma y protección de menores esto se refleja en la paulatina implantación de macrocárceles de menores en lugares aislados (como el centro Santa Teresa de Calcuta, en Brea de Tajo) y en el progresivo desmantelamiento de la red de pisos tutelados u hogares funcionales, volviendo poco a poco al ya superado sistema de hospicios (siendo pionera en esta barbaridad la Comunidad de Madrid).

Sin embargo, la respuesta está siendo muy tibia a pesar de la gravedad de los ataques (en parte debido a la atomización de los trabajadores del sector y a la pasividad sindical). De hecho, la iniciativa en la denuncia de esta situación la están llevando las empresas del sector, como Nuevo Futuro (que ha cerrado dos de sus centros de acogida en Valencia ante los impagos de la Generalitat). Esto es muy peligroso, ya que ata a los trabajadores a la estrategia de las empresas que durante años se han beneficiado de la privatización de los servicios sociales y cuyo único objetivo es intentar salvaguardar su chiringuito.

Los trabajadores necesitamos tener voz propia en esta lucha, junto con la de los usuarios. En esta línea ya están apareciendo algunas iniciativas, como la asamblea de Intervención Social En Lucha de Madrid, que tras organizar una primera movilización en febrero están impulsando unas jornadas de debate para este otoño.
Pero la clave la tienen nuestros sindicatos de clase.

Tienen la capacidad y la obligación de cohesionar y estructurar a los trabajadores del sector, intentar aglutinar a los usuarios y sus familias, y extender la lucha al conjunto de la sociedad. Necesitamos un plan de lucha a nivel estatal y que englobe a los distintos sectores de la intervención social (menores, discapacidad, mayores, etc), unificando las movilizaciones parciales que se están produciendo.

Esta lucha contra los recortes tendría que ir más allá, planteando la necesidad de integrar los distintos recursos en una red pública de servicios sociales, eliminando a las empresas intermediarias y destinando así todos los recursos económicos disponibles a garantizar una atención de calidad a los usuarios y a dignificar las condiciones laborales del sector.

Los sindicatos CCOO y UGT han convocado, junto con otras fuerzas sindicales y numerosos colectivos profesionales y sociales, una marcha estatal a Madrid para el próximo 15 de septiembre. Es una buena ocasión para visibilizar la realidad de nuestro sector, acudiendo a la manifestación con camisetas, panfletos, pancartas...

¡TODOS A MADRID EL 15-S!

¡NO A LOS RECORTES!

¡POR UNOS SERVICIOS SOCIALES PÚBLICOS, DEMOCRÁTICOS Y DE CALIDAD!

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog tiene activada la moderación de comentarios, por lo que no aparecerán inmediatamente.