Loading

Origen de las riquezas acumuladas por la Iglesia Católica - 2ª Parte


Ciudades / Inmuebles

El Vaticano es el “mayor poseedor de inmuebles”

En relación a la inmensa cantidad de propiedades del Vaticano, ya no se puede hablar de inmuebles en forma individual, sino mas bien de ciudades o barrios.

Roma por ejemplo, ¼ de la ciudad está en manos del Vaticano, así investigó Paolo Ojetti en la revista L´ Europeo el 7.1.1977. Su artículo se leía como una guía telefónica. Página por página registró miles de palacios, que en parte les pertenecen a las 325 congregaciones de monjas católicas y órdenes de monjes.

El periodista Ojetti también investigó en la ciudad italiana de Verona. Él imprimió un plano de la ciudad, en el cual más o menos la mitad estaban marcados con negro = propiedades de la iglesia católica. El señalizó que las relaciones de propiedad en otras ciudades deben ser similares.

Esto fué intolerable para el Vaticano. Ellos calificaron al artículo como confuso, irresponsable, escandaloso, anticlerical, inculto y tonto. El director de la revista fué despedido de forma inmediata.
Pasaron 21 años hasta que un periodista valiente, nuevamente se atrevió a hablar sobre este tema.

Nuevamente Max Parisi investigó para el periódico La Padania las circunstancias de propiedades en Roma, y en su artículo del 21.6.1998, llegó a la conclusión de que un 1/3 de todos los inmuebles de Roma están en poder del Vaticano.

Estos inmuebles de un “valor inconmensurable” se encuentran según sus investigaciones, en los mejores lugares: “Toda la zona del Campo dei Fiori hasta el Tiber frente al palacio D´Angelo, junto a la piazza Navona y las calles adyacentes, están prácticamente en poder del Vaticano.

Se trata de algo menos de la mitad del centro histórico. “Sólo en esta zona son más de 2.500 palacios. La totalidad de los inmuebles no aparecen en el registro de propiedades, porque son considerados territorio extranjero. 

El autor Guarino cita ejemplos de cómo personas fueron forzosamente desalojadas y puestos en la calle, aunque el Banco Vaticano de forma beata, había prometido otra cosa. Parisi se pregunta al final: “¿Qué tienen que ver juntos, fe y 160.000 millones en propiedades inmuebles? ¿Qué tiene que ver Jesús con … las viviendas más caras de Roma?”.

Ahora se comprenden las antiguas profecías según las cuales a los romanos, algún día les estallarán los cuellos y los prelados tendrán que tirar sus sotanas al Tiber, para no ser reconocidos.

¿Pero, cómo llegó el Vaticano a tener este inmenso patrimonio?
___________________________________________________________________

Dinero ensangrentado por la esclavitud

La trata de personas y la esclavitud, aumentaron la riqueza de la iglesia de la cual aún hoy vive.
La iglesia apoyó desde un principio la esclavitud, y la agudizó en muchos aspectos. (No es de extrañar siguiendo las normas morales de un libro como las biblia – El Dios bíblico crea, apoya y regula la esclavitud en todos los sentidos)

El papa Nicolás V legitimó el comercio de esclavos en su bula “Divino amore communiti” (por amor divino a la comunidad) el 18 de Junio de 1452. Por esto el comercio de esclavos fué legal y no causó ningún escrúpulo en los participantes.

El papa poseía esclavos. El papa Gregorio I mantuvo a cientos de esclavos en sus haciendas y consintió las leyes que prohibían a los esclavos, casarse con cristianos libres.

Un esclavo era considerado como ganado. La iglesia trataba a los esclavos como un “bien de la iglesia” y esto valía como no vendible. La Iglesia tasaba el valor de los bienes eclesiásticos no según el dinero, sino según los esclavos.

Si, a pesar de todo se liberaban a esclavos, éste debía recompensar a la iglesia con su patrimonio.
La iglesia les prohibió a los esclavos hacer testamentos. A la muerte de un esclavo, sus ahorros iban a la iglesia.
Según santo Tomás de Aquino los esclavos eran, “útil de servicio”.
La iglesia hizo todo lo posible para mantener la esclavitud, y nada para eliminarla.
Un obispo sólo podía liberar a un esclavo, si éste ofrecía a dos en su reemplazo.
Niños ilegítimos de sacerdotes fueron hechos esclavos eclesiásticos de por vida, esto también valía para niños abandonados.
El “santo” Martín de Tours (hoy representado en muchas iglesias, como reparte su abrigo), poseía 20.000 esclavos.

También los conventos tenían esclavos, tanto para el servicio de los conventos como para el servicio de los monjes. Miles de presos, eslavos y sarracenos fueron repartidos en los conventos.

La esclavitud perduró en las haciendas y en las propiedades papales hasta el siglo 11.
“Se calcula que temporalmente por cada esclavo que llegaba vivo hasta lo costa africana, diez morían durante el transporte terrestre y otros diez más fallecían durante el viaje por mar.” 

El protestantismo siguió desde el comienzo el mismo camino, después que Lutero había justificado teológicamente el vasallaje y la esclavitud. Hasta muy avanzado el siglo 19, naciones evangélicas y bajo el consentimiento teológico de los misioneros, comerciaban con esclavos y salían a la caza de esclavos.“

El primer barco de transporte de esclavos inglés se llamaba “Jesús”. 

Jesús predicó el amor al prójimo. Esto no es compatible con lo que hace la iglesia. Para aquel que ahora dijere así fué en aquel tiempo, he aquí una frase del Corán: “Si un esclavo tuyo desea su certificado de libertad, entonces extiéndeselo si tu lo conoces como bueno, y dale una parte de tus riquezas que Dios te ha concedido”.

También en el “Cristianismo” pudo haber sido de otra manera.

El comercio de los esclavos con los indios
Al principio el obispo Rodríguez de Fosca estaba personalmente como cliente, detrás de la venta de esclavos indígenas en Sevilla.
Colón le envió varias veces, una gran cantidad de indígenas hacia España para el mercado de esclavos. Sólo en Febrero de 1495 fueron cuatro barcos con 500 indígenas cada uno, entre 12 – 35 años de edad. 

Colón como hábil comerciante, estaba muy al tanto con la teología moral de su iglesia, según la cual: “Esclavizar a no cristianos se justificaría con el argumento, que los paganos de todos modos, estarían destinados a la condenación eterna.”

El 18.6.1452 el papa Nicolás V legitimó el comercio de esclavos mediante una bula, autorizando al rey de Portugal, “… conquistar a los países de los no creyentes, expulsar a sus habitantes, subyugarlos y obligarlos a la eterna servidumbre.”

Ya que el papa Juan Pablo II se hizo destacar tan maravillosamente con un “Mea culpa” de un tipo especial, echándole toda la culpa de los sangrientos crímenes, no a la iglesia y a sus papas, sino a los “hijos e hijas” de la iglesia, aquí el texto original – que a millones de indígenas les trajo una muerte brutal – en latín, para refrescar la memoria al papa actual (Ratzinger- Benedicto XVI): “… invandendi, conquirendi, expugnandi et subjudandi illorumque personas in perpetuum servitutem redigendi …“

Durante siglos la iglesia fomentó la esclavitud y mantenía esclavos propios.
___________________________________________________________________

Riqueza por siervos (servidumbre)

También los siervos aumentaban en aquel entonces la riqueza de la iglesia, de lo cual aún hoy vive.
Ya a partir del siglo 4, se formó bajo los dominios de la iglesia, otra manera de tenencia de esclavos, la servidumbre. 

Los sirvientes de hecho, estaban igualados a los esclavos. No podían abandonar su país y estaban totalmente sometidos a los grandes terratenientes, por ejemplo a un convento. Fueron extorsionados y vilipendiados mediante la entrega de intereses usureros. Así se formó en alto grado, un estado corrupto, opresor y tirano. La miseria de los sirvientes fué inmensa. Muchos padres se veían obligados a vender a sus hijos/as a la esclavitud o a la prostitución. 

Rebeliones fueron oprimidas con sangre. La iglesia estaba al lado de los opresores y predicaba sumisión y obediencia. 

La iglesia fué (y es) el más grande terrateniente de Europa. El convento de Fulda por ejemplo, tuvo 15.000 propiedades agrícolas. El convento de St. Gallen disponía de más de 2.000 sirvientes.

_______________________________________________________________

Riqueza por bendiciones y títulos

También la venta de cartas de bendición, títulos, audiencias, etc. aumenta hoy aún más, la fortuna de la iglesia

Lista de precios del Vaticano (1990)
DM 5.000.- por una bendición firmada personalmente por el papa, con certificado.
DM 30.000,- por una audiencia privada con el papa, incluye vídeo.
DM 50.000,- donación por un título de doctor honoris causa.
DM 120.000,- donación por una condecoración (orden de la gran cruz de la orden de San Gregorio)
DM 300.000,- por un título de barón.
DM 2.500.000,- por promoción al estado de nobleza.
DM 50.000,- sólo para los costes adicionales de un proceso de esta naturaleza por ejemplo, con motivo de la misa de pascua de resurrección.

Aproximadamente 100.000 Euros (en promedio aprox. 250.000) cuestan los procesos de santificación. Sólo las familias muy ricas o sociedades de órdenes, pueden permitirse este tipo de procesos tan costosos.

Sólo por los 464 procesos de santificación (más que en los últimos 400 años anteriores) de Juan Pablo II se deben haber ingresado en las arcas vaticanas, aproximadamente 116.000.000.- de Euros.
_______________________________________________________________

Riqueza por tráfico de indulgencias

Más de mil millones de florines deben haber fluido a Roma, por las indulgencias.

Esto aún hoy, es parte de la riqueza de la iglesia.

El papa Sixto IV decidió en 1476, que la acción de las absoluciones eclesiásticas también valían para las pobres almas que se encontraban en el purgatorio.

Por esta razón, los monasterios tomaban dinero por servicios de rezos, para que los fallecidos supuestamente, se quemarían por menos tiempo en el purgatorio.

El papa también decidió que, quien no estaba en condiciones de realizar un viaje a Roma para obtener la indulgencia total, también podía obtener un perdón total si simplemente pagaba 1/3 del coste del viaje del representante papal. Miles hicieron esto.

El papa León X opinaba que a los pobres les era difícil acceder a esta bendición, porque no tienen dinero y por esto debían carecer de este consuelo. 

También hoy en el siglo 21, se ofrecen absoluciones. Durante el “año del jubileo 2000” se otorgaron perdones, al pasar por diversos portales.

“Según investigaciones hechas por Corvin, en el transcurso de los 600 años que duró el comercio de la absolución, deben haber llegado a Roma aproximadamente, mil millones de florines.“
_____________________________________________________________________

Absoluciones por asesinato y matanza

Especialmente detestable se hace el tráfico de indulgencias, cuando para la iglesia no sólo se trata de enriquecimiento económico, sino cuando las personas son inducidas al asesinato y matanza, supuestamente para llegar más rápidamente al cielo…

Asi Martín Lutero, le prometió a cada soldado que en la guerra contra los campesinos sublevados, mataba un campesino y que a su vez moría, un lugar en el Cielo (compárese la promesa del Islam a los terroristas suicidas).

El papa Inocencio III. Le prometió a cada participante en las cruzadas contra los albigenses, dos años de perdón. De esta manera se juntó un ejército de hasta 200.000 hombres, para atacar al pueblito de Béziers. Sin consideración a la edad, sexo y religión fueron masacrados cerca de 20.000 personas. Incluso las mujeres y los niños, que se refugiaron en la iglesia, no fueron perdonados. A continuación la ciudad fue quemada totalmente.

Para conseguir suficientes guerreros para las cruzadas, la iglesia tentaba con rigurosas absoluciones. Para un supuesto lugar en el cielo, fueron asesinados miles de personas. Aquí uno debe preguntarse. 

¿Cual diablo como “Dios” quisiera estar rodeado con seres con entradas tan sangrientas?

(Continuará)

Fuente: Anotaciones de Alepando

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog tiene activada la moderación de comentarios, por lo que no aparecerán inmediatamente.