Loading

Origen de las riquezas acumuladas por la Iglesia Católica - 6ª Parte


Subvenciones recibidas del estado en España

La Iglesia católica disfruta de más de 6.800 millones anuales del Estado, libres de impuestos

En España, es propietaria, a través de sus más de 40.000 instituciones (…diócesis, parroquias, órdenes y congregaciones religiosas, asociaciones, fundaciones, etc.) de un enorme patrimonio consistente en bienes mobiliarios, inmobiliarios, suntuarios, culturales, capital de fundaciones…pues aunque cada una de ellas tengan autonomía jurídica y administrativa, no dejan de formar parte de la misma organización eclesial.

Claro está que de forma legítima recibe donaciones directas de sus fieles y se nutre de los beneficios de sus innumerables y a veces suculentos negocios de todo tipo y actividad.

Pero, además, de forma no tan legítima recibe financiación directa e indirecta por parte del Estado español.

La cifra presunta y estimada que el Estado (central, autonómico, local) ha cedido, directamente, a la iglesia católica, en 2009, puede haber superado los 6.800 millones de euros.

De los cuales sólo 252 pertenecen a la asignación tributaria del IRPF (2009)

En una época, como la que atravesamos, de profunda crisis social y económica la Iglesia católica española, en 2010, va a seguir recibiendo “religiosa y puntualmente” del Estado su financiación, sin ningún tipo de recorte.

Las exenciones tributarias, según varias fuentes y expertos consultados, ha podido suponer en el ejercicio de 2009 una falta de ingresos por parte de las diferentes administraciones del Estado de unos 900 millones de euros. (*Impuestos municipales -como es el del IBI- y otros autonómicos y estatales).

En la Enseñanza, (curso 2008-2009) para el pago de las personas que imparten religión católica en la enseñanza pública y privada (unos 30.000), superó los 600 millones de euros.

Para financiar a los centros educativos con ideario propio (católico) la cifra se aproximó a los 3.800 millones de euros, a través de los módulos económicos de los conciertos educativos en cada CCAA (Según la ley de presupuestos del estado se divide el modulo en: 1.Salariosıcargas sociales. 2. Gastos variables y 3. Otros gastos)

En el capítulo de Enseñanza hay que contar las cada vez más cuantiosas donaciones que diversos estamentos públicos, como Ayuntamientos, CCAA, etc. hacen a fundaciones universitarias privadas y otras entidades educativas de la iglesia. También las organizaciones de la Iglesia y la Conferencia Episcopal española reciben diversas subvenciones y donaciones de apoyo por parte del Estado, para sus medios de comunicación y editoriales. (*Todo este costo es muy complejo de averiguar, pues se encuentra muy mezclado y hay que acudir a miles de fuentes y partidas presupuestarias)

Del impuesto del IRPF (Que pasó del 0,52%, al 0,7% en 2007). La iglesia católica ha recaudado en el año (2009) más de 252* millones de euros, para financiar el culto y el clero.

(*Esa parte de la financiación se detrae del conjunto del impuesto sobre la renta de las personas físicas. En base al porcentaje de personas que ponen la correspondiente cruz en la declaración de la renta, que son -aproximadamente- uno de cada tres contribuyentes)

También vía impuesto del IRPF a través de la asignación del 0,7% a la casilla de “fines sociales” muchas organizaciones de la iglesia católica reciben varias decenas de millones de euros al año.

Siguiendo la ley de 1987, vigente hasta 2007, los contribuyentes, al presentar su declaración anual del IRPF elegían dedicar el 0,52% de los ingresos por IRPF o a la Iglesia Católica o a otros fines de interés social.


Como se muestra en el gráfico, hace 15 años el porcentaje de contribuyentes españoles que decidían asignar una parte de su cuota a la Iglesia era superior al 40%. Desde entonces, ese porcentaje ha ido bajando significativamente. 

De 1992 a 1998 uno de cada seis contribuyentes que habían señalado la casilla de la Iglesia cambió de opinión. En 1999 se introdujo un cambio de las reglas del juego que no se recoge en el gráfico. Se permitió asignar dinero conjuntamente a la Iglesia y a las organizaciones sociales, cuando hasta entonces había que optar entre ambas. 

De ese modo la Iglesia recuperó un 3% de “los casilleros”, hasta el 34%, correspondiente a personas que estaban asignando un 0,52% a fines sociales y que no tienen inconveniente en que se le asigne otro tanto a la Iglesia. El Gobierno socialista ha mantenido esta doble opción, favorable a dicha institución. Pero lo más llamativo es que, desde 1987, la cuantía anual que se viene entregando a la Iglesia es muy superior a la que los contribuyentes manifiestan en la casilla de su declaración. 

El mecanismo presupuestario utilizado es el siguiente: se adelanta una cantidad a cuenta para el año y en el presupuesto siguiente se “liquida” en función de lo que los contribuyentes hayan decidido asignar. Si lo que sale de la casilla del IRPF es inferior a la cantidad adelantada por Hacienda, la Iglesia debería en teoría “devolver” el exceso asignado. 

Pero en la realidad eso no ha ocurrido y en los presupuestos de todos los años se ha consolidado la diferencia entre lo que efectivamente ha recibido la Iglesia y la cantidad que los españoles decidían asignarle en el IRPF. Una diferencia sustancial, en torno a un 30%, y que podemos denominar el “cupón bendito”. 

Dicho “cupón” se ha ido manteniendo año a año en una cuantía que ha oscilado entre los 25 y los 35 millones de euros anuales. Así, durante estos 20 años de alguna forma se ha escamoteado la voluntad de los contribuyentes españoles y, en un acto de dudosa transparencia democrática, aunque con la bendición divina, se le ha dado a la Iglesia unos 600 millones de euros más de lo que los españoles les habíamos asignado.

Este mecanismo podía tener una justificación transitoria, y de hecho nació de esa forma hace 20 años. En 2007 se ha suprimido este mecanismo del “cupón bendito”. Pero se ha hecho de forma muy generosa con la Iglesia. En primer lugar, se consolida el cupón de todos estos años, es decir, se renuncia a la devolución. Y, lo que es más importante se eleva al 0,7% el porcentaje a asignar de la cuota. 

Se trata de una subida del 33% por cada contribuyente. De esta forma, la cantidad que decidan los españoles con el nuevo coeficiente se aproximará o incluso superará a la que recibían de facto, con el “cupón bendito” incluido. 

Este sistema tiene una ventaja, la transparencia. El Estado coopera haciendo de gestor de esa recaudación con unas cuentas claras, y generosas. Pero, probablemente, a la Iglesia, volver a su casilla es lo que le saca de sus casillas.

La actividad “social” de la iglesia católica que además de su labor de caridad social, la utiliza para hacer proselitismo religioso, se realiza a través de centenares de asociaciones, organizaciones, fundaciones, congregaciones religiosas vinculadas a la iglesia a través de sus más de 60 delegaciones diocesanas locales y de las delegaciones autonómicas, tales como Cáritas o Manos Unidas y otras y los más de 3000 centros y casas de caridad, hospitales concertados, ambulatorios y dispensarios, casas de ancianos, discapacitados, orfanatos, guarderías, centros especiales de reeducación, centros de drogodependientes.

etc. a través de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados o las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl y otras múltiples pertenecientes a diversas congregaciones religiosas, que reciben dinero vía subvenciones, conciertos y donaciones directas del estado.

Estas donaciones y subvenciones son incalculables, pero bien podrían significar varios cientos de millones de euros al año, si tenemos en cuenta algunos datos de los que disponemos, aunque todos ellos con todas las reservas, dada su complejidad.

Los obispos y una parte de la sociedad (incluso política) dicen, que el Estado gastaría mucho más si tuviera que atender, por su cuenta, a estas obligaciones educativas o asistencias. Eso es una opinión- trampa, ya que a través de la denominada obra social de la iglesia hacen proselitismo y política. 

Y el estado, como se ha podido comprobar en cientos de casos, podría hacerlo directamente o con concesiones a entidades no religiosas, generando más riqueza social y más puestos de trabajo, aunque tuvieran un mayor costo económico.

El Estado paga también la nómina de los capellanes hospitalarios (más de 500 a tiempo completo y casi 300 a tiempo parcial), de los penitenciarios (más de 100), más los sueldos de los capellanes castrenses, a cuyo frente está un arzobispo con grado de general de división. Estas nóminas y sus correspondientes cargas sociales superan los 15 millones de euros anualmente.

Capítulo aparte son las ayudas directas a la Iglesia, para el sostenimiento de su ingente patrimonio artístico e inmobiliario, también para su reforma y conservación: 280 museos, 103 catedrales o colegiatas con cabildo y casi mil monasterios. Estos datos no nos han sido facilitados muy fiablemente por las distintas CCAA y Ayuntamientos, pero de diversas fuentes deducimos que se puede acercar a los 350 millones de euros anuales en estos momentos.

Y no digamos de las enormes donaciones, directas o indirectas, de muchos ayuntamientos a desfiles procesionales y cofradías, actos religiosos, romerías, conmemoraciones, en donde se mezcla (intencionadamente) lo religioso, con lo pagano, festivo y cultural, cuyo valor es incalculable. (*Horas extras para orden público, publicidad, etc.)

Además están los fastos religiosos: Las visitas del Papa, actos suntuosos, como conmemoraciones marianas, actos al apóstol Santiago *(este año 2010 es Santo Xacobeo y se multiplicarán los gastos), cuyo costo puntual es incalculable. *(La visita del Papa de 2011 ya está comprometido, por ahora, un gasto del estado central de más de 25 millones de euros, a ello habrá que sumar los gastos de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento).

Donaciones a centros educativos católicos. Varias organizaciones de la iglesia católica son propietarias, además, de varias universidades (Deusto, de los jesuitas; Navarra, del Opus; CEU, de la Asociación de Propagandistas; pontificias de Comillas y Salamanca; diocesanas de Murcia y Ávila), y de 15 Facultades eclesiásticas, 41 centros teológicos, 11 colegios universitarios, 55 escuelas universitarias y 72 institutos superiores. (*Por este ámbito, como hemos expresado anteriormente, también reciben donaciones públicas y apoyo económico diverso estatal, autonómico y municipal, cuyos datos, en estos momentos, están muy ocultos).

Las subvenciones de Comunidades Autónomas y entidades locales a organizaciones y asociaciones ligadas a la iglesia católica, en algunos casos muy radicales e integristas, puede superar un montante de más de 100 millones de euros anuales en el conjunto del Estado. (A modo de ejemplo: la Comunidad de Madrid ha adjudicado en 2009 a diversas organizaciones la mayoría religiosas y antiabortistas 477.000 euros para actividades de “salud pública y atender colectivos de especial riesgo” – Ver el País-Madrid: 10
febrero 2010).

Desgravación de los donativos de los fieles católicos directamente, parece ser que supone, según la propia Conferencia Episcopal, un 70% más de lo que ha recibido por el IRPF. // Las donaciones a la Iglesia Católica desgravan un 25% del IRPF (caso de personas físicas), y un 35% del Impuesto de sociedades (caso de personas jurídicas). 

Pero el Estado devuelve a los fieles, y por tanto aporta, el 25% (o el 35%) de esa cantidad. Ello según varios estudios y los datos aludidos de la propia Conferencia Episcopal ha podido suponer casi 80 millones de euros en 2008.

Este enorme poder social y económico, medido en fieles seglares, sacerdotes y monjas, obispos y otras jerarquías, en dinero, o en bienes y patrimonio de muy diversa índole y en servicios educativos, sociales, sanitarios y de caridad, es incontable porque se nutre de complicados mecanismos de ingresos privados y de financiaciones públicas, incluido su patrimonio financiero, como acciones, fondos de inversión, participación en mayor o menor en Consejos de Administración de diversas empresas y entidades financieras varias, etc.

Después de más 31 años de democracia en España y de una Constitución que establece “que ninguna confesión tendrá carácter estatal”, los hechos, en materia de relaciones iglesia católica estado español, no sólo sigue con la misma orientación que en siglos anteriores, sino que, en términos cuantitativos, se ha acrecentado la financiación del estado hacia la iglesia católica, lo que, de hecho, significa que estamos en un estado confesional encubierto.

PRESUPUESTO DEL FONDO COMÚN INTERDIOCESANO 2009

(Fuente: Conferencia Episcopal Española)

    INGRESOS                           Importe         Tanto %
Asignación tributaria                 210.000.000      94,09%
Aportaciones de las diócesis     13.181.000          5,91%
Donativo                                           6.000          0,00%
Total 223.187.000

    GASTOS                                                  Importe         Tanto %
Seguridad Social sacerdotes y obispos        20.426.000         9,15%
Centros de formación Universitaria                5.164.000         2,31%
Conferencia Episcopal                                   2.334.000         1,05%
Actividades pastorales nacionales                  1.500.000          0,67%
Actividades pastorales extranjero                  1.144.000          0,51%
Conferencia de religiosos                                 960.000          0,43%
Ayuda diócesis insulares                                   475.000         0,21%
Instituciones Santa Sede                                   392.000         0,18%
Aplicaciones Generales                               32.405.000        14,52%
Gastos generales: reparto lineal                    20.700.000         9,27%
Sustentación del clero                                136.578.000       61,19%
Actividades pastorales                                 30.995.000       13,89%
Seminarios                                                    2.508.000         1,12%
Diócesis                                                    190.781.000        85,48%
(Caritas, Manos Unidas…)                           NADA               0,00%
ONG de la Iglesia                                         NADA               0,00%
Total 223.187.000

Fuentes:
http://www.rivaslaico.org.es/financiacion.pdf
http://www.edicionessimbioticas.info/La-Iglesia-catolica-recibe-del
http://www.debatecallejero.com/?p=542

(Continuará)

Fuente: Anotaciones de Alepando

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog tiene activada la moderación de comentarios, por lo que no aparecerán inmediatamente.