Loading

La World War Web ha empezado

Minutos después del cierre de la web de intercambio de archivos Megauploap por parte del Gobierno de Estados Unidos, Anonymous realizó el ataque más rápido y efectivo de su corta existencia.

Tumbó con relativa facilidad varios sitios de la industria cultural, la web del Departamento de Justicia y la del FBI, entre las más importantes.



En un colectivo sin una cabeza visible, que se organiza de forma horizontal como la misma internet de donde emergió, sólo bastó que algunos Anonymous dieran el toque a rebato en determinadas salas de chat del IRC (un veterano servicio de comunicación que ofrece relativa discreción) para que cerca de 10.000 personas se pusieran a atacar las páginas señaladas como objetivos.

Los ciberactivistas usan una herramienta informática llamada Low Orbit Ion Cannon (LOIC). Se trata de un programa diseñado para comprobar si un servidor tiene problemas de conectividad. Pero también puede ser usado para hacer miles de peticiones de conexión por segundo a una web.

Basta con que unos miles de internautas lo ejecuten a la vez para que esas peticiones se conviertan en millones de intentos de entrar en el sitio. No hay servidor que lo soporte, y menos si se le coge desprevenido, con lo que la página deja de responder. Es lo que se conoce como ataque de denegación de servicio (DoS).

En algunos momentos de la madrugada de ayer, casi 10.000 activistas estaban apuntando a los sitios de la RIAA (la patronal de las discográficas de EEUU), la MPAA (la del cine) o contra el Departamento de Justicia de EEUU y el FBI. Todas cayeron y aunque todas se recuperaron, volvieron a caer. Así estuvieron durante todo el día de ayer. La de la Policía neozelandesa estuvo fuera de combate todo el día.

Las páginas de la industria cultural estadounidense y la de las autoridades de ese país ya estaban entrenadas. Todas han sido atacadas de forma periódica desde hace dos años. Sin embargo, no aguantaron. Esta vez el ataque ha sido más intenso, dirigido y masivo que en pasadas operaciones.

A diferencia de lo que sucedió con la operación en defensa de Wikileaks del año pasado o la #OpSinde, en España, donde los objetivos simultáneos no fueron más de cuatro o cinco, esta vez reventaron hasta 18 páginas.

Una de las novedades de los ataques es que ahora no hace falta instalar el programa LOIC en el ordenador. Anonymous ha difundido por foros, chats, redes sociales y Twitter una dirección web que lo lleva ya incorporado (por medio de javascript). 

Con esto, las posibilidades de ser denunciado disminuyen al no tener LOIC en el equipo (siempre que se borre el registro de navegación). Además, el cambio da mayor movilidad y capacidad de concentración de los ataques.

Según diversas fuentes, los próximos días habrá novedades. Por un lado, se está trabajando en mecanismos para burlar el bloqueo de las páginas como Megaupload y, por otro, nuevos alistamientos en Anonymous y nuevos ataques. 

La World War Web parece que ha empezado.

Fuente: El ventano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog tiene activada la moderación de comentarios, por lo que no aparecerán inmediatamente.