Loading

La estafa de las participaciones preferentes, las famosas PPR

Las Participaciones Preferentes (PPR) son un producto-estafa bancario existente desde hace más de diez años que a día de hoy representa una inversión sin retorno y que supone grandes perdidas económicas para quienes, engañados, pusieron su dinero en manos de banqueros.


Las entidades bancarias se han dedicado durante todo este tiempo a vender este producto como una inversión sin riesgo, la mejor inversión que los usuarios podían hacer en sus vidas. 

Esto lo han hecho como sólo ellos saben, engañando a sabiendas de que la seguridad que estaban prometiendo no era ni de lejos real, es más, lo más lógico es que el valor de estas Participaciones Preferentes o PPR acabase por los suelos. Pero ellos ya han hecho su gran “business”.

Y así a sido, el valor de estas participaciones a caído en picado y sin posibilidad de que recuperen su valor por lo que las entidades bancarias imposibilitan la recuperación de los ahorros a sus clientes.

La situación es muy grave, actualmente hay unos 3 millones de personas afectadas por esta estafa en el territorio español, de los cuales, una inmensa mayoría son gente mayor, gente que en su momento fueron más vulnerables y fáciles de engañar y que ahora, jubilados ya, al necesitar sus ahorros para una intervención quirúrgica, para disponer de un dinero mensual para vivir, o para ayudar a sus familiares por la falta de trabajo, entre otras muchas situaciones, no pueden acceder a recuperarlos.

La banca no va a responder por esta perdida

ADICAE viene haciendo asambleas informativas para hacer entender mejor a los afectados la estafa que en su momento les vendieron. También informan de la mejor manera de actuar, haciéndonos entender que recuperar el dinero es, si no una misión imposible, casi.

En la asamblea de ADICAE nos comunican que cualquier solución que nos proponga la entidad bancaria será igual o peor al problema inicial, y lo hará para cubrirse las espaldas frente la estafa. 

Así pues, decida lo que decida el afectado, para no constar como usuario sumiso con los engaños, en caso de firmar un traslado de la cuenta a otro producto, sea del tipo que sea, lo mejor y lo que hay que hacer es poner “Leído y no conforme” junto a la firma. 

Así nos cubriremos un poco para, en caso de juicios, demostrar que se firmó por que no había otro remedio, porque la entidad bancaria nos colocó entre la espada y la pared.

También en la web de ADICAE disponemos de un impreso que deberemos cumplimentar y hacer sellar a la entidad por duplicado para así hacer constar que hemos expresado nuestra disconformidad ante la presente estafa y no renunciar a posibles acciones legales. 

Lo más probable es que el banco se niegue a sellar dicho documento. En ese caso lo mandaremos por burofax a la oficina central del banco y nos quedaremos con el resguardo.

Dicho esto, lo cual me parece el extracto más remarcable de la asamblea realizada el día 20 de Enero en Barcelona, recomiendo a los afectados ponerse en contacto con ADICAE, a poder acudir a una de las muchas asambleas que están organizando por todo el territorio y informarse a través de su web. 

La próxima asamblea en Barcelona será el Miércoles 25 de Febrero, para más información llamar a ADICAE al 902 876 326.

Web ADICAE

Impreso de No renuncia a acciones legales

Sepa que tipo de producto le han colocado

Fui a la asamblea del día 20 de enero con la intención de grabarla en vídeo para después poder colgarla aquí para información de mis lectores, pero se me negó la posibilidad de realizarla con el argumento de que no interesa que los banqueros sepan como se están llevando a cabo estas asambleas y lo que se habla en ellas, lo cual respeto.

Mis conclusiones son que esto significa un corralito en toda regla dentro de un producto bancario en concreto, pero que representa la punta de un iceberg que no tardará en destaparse por completo y que se convertirá en El Corralito Español, con mayúsculas. Sin querer ser alarmista, pero sí realista.

Saca tu dinero del banco (si puedes), no tienes ninguna necesidad ni obligación de tenerlo en manos de ladrones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog tiene activada la moderación de comentarios, por lo que no aparecerán inmediatamente.