Loading

Seguiremos luchando para que los gobernantes atiendan a nuestras necesidades


"Seguiremos luchando para que los gobernantes atiendan a nuestras necesidades".

El pasado 15 de mayo de 2011, un grupo de jóvenes se reunió en la Puerta del Sol de Madrid en forma de protesta. Todos ellos fueron convocados mediante diferentes redes sociales de Internet. 

A partir de aquí, ya se conoce la historia: este fue el nacimiento del 15-M. La plataforma de Democracia Real Ya fue una de las madres del movimiento del 15-M, pero ella también tiene sus propios creadores. 

El portavoz y uno de los fundadores de DRY es Fabio Gándara Pumar, doble licenciado en derecho y ciencias políticas que actualmente ejerce como abogado y continua como activista del movimiento de los indignados.

Usted ha sido uno de los fundadores de DRY y, por tanto, del movimiento del 15-M. Después de más de 6 meses de trayectoria del 15-M, ¿pensaba que iba a llegar tan lejos esta iniciativa?

En un principio no nos esperábamos ni de lejos este éxito, creíamos que la sociedad española estaba completamente dormida, y que quizás podríamos llegar a sacudir un poco las consciencias de la gente, pero nunca imaginamos provocar semejante movimiento que incluso ha inspirado a personas de otros muchos países.

¿Qué opina de los resultados del 20-N? ¿Cómo vivió la noche electoral?

Los resultados del 20-N son el producto de unas políticas desastrosas de un partido autodenominado socialista que ha preferido plegarse a los intereses de los actores económicos y financieros internacionales antes que atender a las necesidades de sus ciudadanos y, por supuesto, de una ley electoral injusta que ha facilitado una mayoría absoluta artificial al Partido Popular.

Creo que los mismos eran predecibles, y no van a afectar para nada a la tarea del 15M: seguiremos luchando para que los gobernantes atiendan a nuestras necesidades y a nuestro anhelo de participación en la vida pública, con independencia de quién sea el partido en el poder.

Ha habido mucha polémica acerca del voto de los “indignados”, ya que algunos hablaban de voto nulo, otros de no votar o el voto para partidos minoritarios, ¿ha influido en algo el 15-M en las elecciones? ¿ha habido un cambio de conciencia en la sociedad española?

Nuestra labor ha pasado por informar a la gente, por crear conciencia crítica: no queríamos orientar el voto de nadie. Pero sí ha habido una cierta influencia: el apoyo del electorado al bipartidismo dominante nunca ha sido tan bajo.

Desde las redes sociales ha apoyado a los partidos minoritarios, especialmente al partido Equo, ¿qué opina del resultado obtenido?

Pues que pone de manifiesto la injusticia de nuestra ley electoral: por ejemplo, Equo, con más de 200.000 votos, no ha obtenido ni un escaño, frente a otros partidos nacionalistas que con apenas 40.000 votos si han obtenido representación.

¿Influirá especialmente la mayoría absoluta del Partido Popular para tomar nuevas iniciativas, o, por el contrario, no tiene importancia quién esté en el poder?

Creemos que será más difícil que se aprueben medidas de carácter social que atiendan a las necesidades reales del grueso de los ciudadanos, pero nuestra actitud no variará: seguiremos señalando los problemas políticos, económicos y sociales existentes y proponiendo y demandando soluciones alternativas.

¿Es justa la Ley Electoral de España?

Creo que a la luz de las anteriores respuestas se puede apreciar lo que pienso al respecto. La Ley Electoral es completamente injusta: atiende a un momento histórico en el que primaba más asegurar la estabilidad de una joven democracia que el plasmar de forma fehaciente las preferencias políticas de los españoles en el Parlamento. Ahora mismo las circunstancias han cambiado, y reclamamos el cumplimiento de un simple axioma: una persona, un voto.

¿Estaría a favor de un partido político del 15-M? Si se formara, ¿le votaría?

No creo que deba existir ningún partido que capitalice el nombre del 15M. El 15M es un movimiento ciudadano transversal que pretende señalar ineficiencias y problemas y proponer soluciones a todos aquellos que ostenten el poder en cualquier instancia, sean del partido que sean. El convertirse en un partido reduciría el papel del 15M al de un determinado actor político tradicional, incapaz de convertirse en voz de la totalidad de la ciudadanía.

Ahora mismo, el 15-M se ha diversificado. Son muchas las iniciativas y las actividades realizadas por “indignados”, ¿es esto algo positivo? O, por el contrario, ¿se deberían centrar en solamente actividades como la acampada? ¿Cree que ha perdido fuerza el movimiento?

Creemos que todo es compatible: hay que saber compaginar un trabajo constante durante el día a día con la convocatoria estratégica y meditada de grandes movilizaciones capaces de aglutinar a gran parte de la ciudadanía. No olvidemos que hace poco más de un mes se produjo en toda España y en el resto del mundo la protesta global más importante de los últimos tiempos. Hablar de que el movimiento está acabado cada vez que pasan un par de semanas sin una gran movilización es absurdo.

Usted es organizador de campañas en change.org y participa en campañas de actuable, ¿cuál es el papel de este tipo de iniciativas en la sociedad?

Es una vía más para lograr cambios a mejor en nuestra sociedad. Si bien el 15M busca lograr cambios globales en nuestro sistema político, social y económico, plataformas ciudadanas como Actuable o Change.org mejoran el mundo a través de pequeños cambios, ayudando a la gente a luchar contra las injusticias del día a día.

Ocupa Wall Street, ¿es el hijo del 15-M?

Los estadounidenses tienen una gran tradición de protestas y unas circunstancias muy particulares, pero sí, se puede decir que el movimiento Occupy Wall Street se inspira en gran medida en las revoluciones árabes y en la #SpanishRevolution.

Los edificios ocupados por el movimiento han provocado una gran controversia, ¿cree que daña la imagen del 15-M?

Creo que es una forma de lucha pacífica que en ocasiones es legítima, pero tiene que ser un medio, no un fin en sí misma. Por ejemplo estoy a favor de la ocupación de edificios abandonados, víctimas de la especulación, con el fin de proporcionar un servicio social y cultural al barrio, refugio a las familias desahuciadas, etc...

¿Qué futuro le augura al movimiento?

Creo que los ciudadanos españoles han logrado despertar sus aletargadas conciencias: el pensamiento crítico está mucho más extendido que hace unos meses. Por tanto, creo que frente a cualquier atropello de nuestros derechos la gente querrá seguir reaccionando con contundencia. Y ahí estará el movimiento 15M, ayudando a canalizar la voz de la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog tiene activada la moderación de comentarios, por lo que no aparecerán inmediatamente.