Loading

Los bancos centrales se preparan por si el euro se rompe: Irlanda busca nuevas prensas


Aunque se tratan de estudios muy preliminares, el mero hecho de que los bancos centrales hayan comenzado a cubrirse las espaldas 'por si acaso' es lo suficientemente grave como para poner de relieve hasta qué extremos se ha deteriorado la situación.

Nadie quiere creerlo y se va a hacer todo lo posible para evitarlo pero lo cierto es que la posibilidad de una ruptura del euro o la salida de algunos países de la Unión Monetaria está ahí y cobra fuerza a medida que pasan los días y las semanas sin una solución a la crisis de deuda.

 Por ese motivo, algunos bancos centrales ya están preparando un plan de acción por si finalmente la moneda única salta por los aires no quedarse en cuadro, según publica este jueves The Wall Street Journal.

De hecho, hoy mismo el ministro de Asuntos Europeos de Francia, Jean Leonetti, ha avisado que "el euro puede explotar y deshacer Europa", uniéndose así a las cada vez más numerosas voces que avisan sobre lo peligroso de la situación.

A la espera de conocer que ocurrirá mañana en la Cumbre en la que los líderes de la Unión Europea tienen que acordar una solución a la crisis de deuda, The Wall Street Journal apunta a que las primeras señales que ponen de manifiesto que algunos bancos centrales se están preparando para lo peor es que están pensando como resucitar sus divisas a través de notas bancarias que no se han impreso desde que los primeros euros entraron en circulación en enero de 2002.

Es el caso de Banco Central de Irlanda, que está estudiando la necesidad de asegurarse nuevas prensas en el caso de que finalmente tengan que emitirse nuevas notas bancarias para apoyar el renacimiento de la libra irlandesa. Pero no sólo eso, fuera de los 17 países de la zona euro, muchos bancos centrales se están preparando para adoptar medidas defensivas destinadas a protegerse contra una ruptura del euro, incluida Suiza, y la competencia que va a surgir para remplazarlas como punto de referencia o para mantener su valor estable.

No obstante, aunque se tratan de estudios muy preliminares y que no parece que den por hecho la ruptura final de la unión monetaria, el mero hecho de que los bancos centrales hayan comenzado a cubrirse las espaldas 'por si acaso' es lo suficientemente grave como para poner de relieve hasta qué extremos se ha deteriorado la situación.

 Todas las esperanzas están puestas en la Cumbre de líderes que comienza esta noche con una cena de trabajo y que se desarrollará durante toda la jornada del viernes. Si fracasan, muchos banqueros centrales y demás expertos ya han avisado que podría suponer la desintegración de la Unión Monetaria.

FUENTE: Kaosenlared

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog tiene activada la moderación de comentarios, por lo que no aparecerán inmediatamente.