Loading

El terrorismo latente de la CEOE


Definición de terrorismo: uso sistemático del terror para coaccionar a sociedades o gobiernos. Pues bien, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) es una organización terrorista, que viene, sistemáticamente aterrorizando a la sociedad española y coaccionando a todos sus gobiernos.

Sin ir más lejos, su actual presidente, Joan Rosell, aterrorizó ayer al cuerpo de empleados de la función pública pidiendo el despido de nada menos que 1.700.000 funcionarios, desde no se sabe que autoridad y desde una inexistente competencia.

¿Quién es él para pedir esto? ¿El presidente de una patronal responsable del 74 % de la evasión fiscal en el país? ¿El mandatario de una organización que según Gestha, una asociación de técnicos del Ministerio de Hacienda, ha defraudado 42,711 millones de €, sólo en el 2010? ¿Alguien cuya única actividad reconocida es la de pedir cada mes “reformas del mercado laboral” y desregularizaciones de todo tipo?

Con estos datos en la mano, además de callarse, una buena parte de los empresarios españoles (incluido el propio Rosell) deberían estar en la cárcel y no creando un estado de alarma en millones de personas cuyo fin último está bien a las claras que es el regreso al esclavismo.

La mayor parte de lo que conocemos como “empresarios” en España, son esos tipos que han triunfado en la vida revendiendo chaflanes urbanos, apilando tres ladrillos en forma de vivienda de lujo y que van por ahí presumiendo de Rolex y BMV pero que tienen menos inteligencia y capacidad que una zanahoria.

Esta caterva se cree trascendente e imprescindible porque cuatro monos derechosos les llaman “emprendedores” y nos cuentan sus carcomidas historias de la solución del desempleo. Creo que ya está bien. Ya está bien de aguantar a mequetrefes como el señor Rosell y su fantasmagórica organización de mangantes. Ya está bien de tener que escuchar cada semana la tabla rasa de derechos que estos herederos del señorito a caballo “sugieren” que se debería a hacer.

Después de tantas reformas del mercado laboral estériles, ¿para cuando una reforma de la empresa, de los empresarios y de los delitos de evasión de impuestos asociados?

La CEOE no usa capucha en sus comparecencias ante la prensa, pero causa mucho más terror y están en la mismísima proporción de la barbarie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog tiene activada la moderación de comentarios, por lo que no aparecerán inmediatamente.